El Salario Emocional

Que una empresa ofrezca oportunidades de crecer como profesional también es un ejemplo de retribución emocional. Además, es una inversión de futuro. Una compañía que forma a sus empleados está apostando por el trabajo bien hecho y por el crecimiento personal y profesional de su plantilla. Si esto se une a otros beneficios, es una oportunidad perfecta para fidelizar a tus empleados y aumentar su productividad.

Salario o retribución emocional: es un concepto asociado a la retribución de un empleado en la que se incluyen cuestiones de carácter no económico, cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida del mismo, fomentando un alto sentido de pertenencia a la empresa donde  labora.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?